¿Cuánto cuesta una página web?

Para empezar…

Los precios para el diseño y desarrollo de una página web no tienen un precio universal y pueden variar mucho dependiendo de la agencia con la que quieras contratar el servicio.

Lo primero que tienes que hacer antes de contratar un servicio para la creación de tu página web es plantearte 3 cuestiones:

  • ¿Cuál es la idea de tu sitio web?

Qué tipo de contenido va a tener tu sitio web, es decir, de qué va a tratar tu página. Va a ser un blog personal, una tienda online, una página web informativa, un sitio web de venta directa de cursos, asociativa, etc.

Y después piensa qué necesitas que haga la página web y cómo quieres que los usuarios interactúen con ella.

  • ¿Qué valor va a proporcionarte tu web?

Piensa también qué valor te va a dar la presencia en Internet de tu página web, de esta manera podrás completar y verificar la primera pregunta, porque según el valor que quieras conseguir mediante tu página web, puedes decidir la funcionalidad de ésta y su enfoque.

¿Qué beneficios económicos asocias con tu futuro sitio web? ¿Va a crear valor añadido para tu reputación, para tu imagen? ¿Va a crear nuevas oportunidades para tu negocio?

  • ¿Cómo vas a gestionar tu sitio web?

Una vez tengas completada tu página web y lista para ser visitada por sus usuarios, tienes dos opciones de gestión.

                               – Llevar tu propio control de la página, es decir, mantenerla actualizada, añadir contenido periódicamente, etc. Esta opción implica que deberás tener un mínimo de formación para poder modificar la página.

                               – Contratar los servicios de una Agencia para que lleve la gestión de tu página web, en este caso, las empresas ofrecen diferentes soluciones adaptadas para las diferentes páginas. Esta es la mejor opción si no tienes tiempo suficiente para encargarte de tener siempre actualizado tu sitio web.

¿Entonces cómo podemos saber el precio aproximado de una página web?

                Después de aclarar las cuestiones anteriores y tener claro el proyecto que vamos a desarrollar, vamos a mostrar algunos aspectos del diseño y desarrollo de páginas web para entender el valor y el precio aproximado que pueden tener las páginas web:

Tipo de página web

                Las páginas web pueden ser de dos tipos y cada una de ellas tendrá un precio diferente:

  • Páginas web estáticas: Son las páginas que están creadas con lenguaje HTML y no contienen ninguna funcionalidad que permita al usuario interactuar con la página, excepto para leer el contenido. La creación de este tipo de páginas web es la más sencilla ya que se suele crear una plantilla y todas las páginas que contiene el dominio tienen el mismo diseño y estructura.
  • Páginas web dinámicas: A diferencia de las estáticas, las páginas dinámicas están construidas con otros lenguajes de programación que, gracias a ellos, podemos ofrecer a los usuarios la posibilidad de cambiar el contenido como el texto, menús o imágenes. Son páginas más complejas y tienen mayor posibilidad de desarrollo.

Tamaño de la página

                Por tamaño en este caso nos referimos al número de páginas o secciones que se van a incluir dentro del dominio, y el número será significativo en el precio final.

Normalmente una página web sencilla contiene una página de inicio, una de contacto, las páginas que contienen los textos legales y pueden contener un par o tres secciones más de contenido explicativo del cual los usuarios hacen clic en la página de inicio.

                Una página web mediana o grande suele incluir también a parte de lo anterior una página de “sobre nosotros”, Preguntas frecuentes, galería de imágenes, formularios, tienda online, blog, etc.

Diseño

                Ya es más que conocido el concepto de diseño, por lo que no hace falta describirlo, aunque sí mencionar que es uno de los aspectos más costosos en la creación de una página web, porque es la estética y la estructura que va a tener tu página y lo que los usuarios van a ver. Es importante que a este aspecto se le dedique especial atención. La elección de los colores, el logotipo, la estructura, el contenido, las imágenes… Todo ello debe estar perfectamente colocado dentro de la web para que tenga un diseño moderno, atractivo y con un diseño responsive.

Dominio y hosting

                Los dominios y los hostings tienen precios muy variados y suelen ofrecer cuotas mensuales, aunque siempre existen promociones anuales. El Dominio es imprescindible para tener tu página web, si necesitas más información acerca de los dominios y sus extensiones haz clic aquí. Y todo dominio ha de ser alojado en un Hosting. Cuando contratas la creación de una página web, este servicio suele ir incluido en el precio si no dispones de un dominio en propiedad.

Mantenimiento

                Los sitios web necesitan un mantenimiento regular porque necesitan actualizarse, en primer lugar, para seguir manteniendo una imagen moderna y limpia, una página web que no es actualizada durante un tiempo y no varían en imágenes ni contenido, suele quedarse desfasada en poco tiempo. Es por ello por lo que una vez creada la página web es necesario que el propio propietario de la página o que, mediante un contrato con una agencia, la página web se vaya actualizando internamente.

PRECIOS ORIENTATIVOS

                Con todo lo que sabemos hasta ahora, vamos a intentar dar un precio aproximado para la creación de una página web:

  • Dominio y Hosting: 100
  • Contenido y textos: 350
  • Diseño gráfico: 200
  • Diseño Web: 600
  • Imágenes: 150
  • Textos Legales y protección de datos: 80
  • Posicionamiento SEO: 200

TOTAL: 1.680 €

Estos son precios orientativos, pero pueden variar dependiendo de cada caso. Si necesitan un presupuesto personalizado pueden ponerse en contacto con Seoify haciendo clic aquí.

¿Qué es un hosting web y para qué sirve?

Si estás pensando en crear una página web necesitaras un hosting y un dominio. Para saber más acerca de los dominios y sus extensiones haz click aquí.

¿Qué es un hosting web?

Un Hosting es un Servicio en línea de alquiler que te permite publicar tu página web en Internet, y cuando lo adquieres, te permite almacenar todos los datos y archivos necesarios para que tu sitio web funcione perfectamente.

Existen muchas formas distintas de llamar al Hosting, por ejemplo: webhosting, webhost, alojamiento hosting, alojamiento web, hosting, hospedaje hosting, hosting web… todas ellas tienen el mismo significado.

Resumiendo, el hosting es el espacio que necesita tu página web para alojarse en Internet y ser visible a través de un dominio.



¿Dónde se almacena la información?

Tu página web se almacena en un servidor web, que es una máquina física o una especie de ordenador muy potente con una serie de características concretas (procesadores, memoria RAM, disco duro) para almacenar el hosting de una o varias webs que sean visibles en Internet.

Tipos de hosting Web

Una forma común de clasificar los hostings es a partir de la organización del hosting dentro del servidor. Estos son los principales tipos de hosting que existen:

Hosting compartido o Shared hosting

Este es el hosting más común ya que es el más económico.

Básicamente por definición, esta modalidad permite albergar distintos hostings en un mismo servidor físico, lo que hace que los gastos se compartan entre todos los hostings alojados.

Aunque haya varios clientes en un mismo servidor, el hosting es privado y nadie puede tener acceso a los datos de otro.

La principal ventaja de esta modalidad es que es el más económico, y por el contrario, los recursos compartidos pueden hacer que tu web vaya más lenta si no se gestionan bien.

Hosting dedicado o Servidor dedicado

Esta modalidad de hosting suele ser de los más caros porque se usa para páginas web con muchas visitas o que necesiten mucha potencia. Es por eso que a cada hosting se le asigna un servidor y este deja de ser compartido como en el caso anterior. Esto lo hace muy caro y solamente es necesario en casos concretos.

VPS o Servidor Virtual Privado

Esta modalidad es más potente que el hosting compartido y más barato que el servidor dedicado. No se contrata un servidor físico sino un servidor virtual que se crea específicamente para un hosting con los recursos que se le hayan asignado, lo que lo hace mucho más económico.

El servidor virtual es privado y no se comparte con nadie más, es como si el cliente tuviera un servidor físico para él.

Hosting elástico o elastic sites

Es una modalidad intermedia entre el hosting compartido y el VPS, siendo más potente que el primero y más económico que el segundo. Esta modalidad es menos conocida, pero es de los que mejor se van ajustando a las necesidades de los que los usan.

A cada usuario de un hosting se le asignan recursos del servidor físico (procesadores, memoria RAM, disco duro, etc.) pero se hace encapsulándolos en lo que llaman un entorno virtualizado independiente (LVE), que no llega a ser un servidor virtual del todo.

Qué es una página web, para qué sirve y tipos

¿Qué es una página web?

Una página web, página digital o página electrónica es un documento digital de carácter multimediático, es decir, capaz de incluir audio, vídeo, texto y sus combinaciones. Adaptada para la llamada World Wide Web (www) y que puede ser accedida mediante un navegador web y una conexión activa a Internet.

Las páginas web se encuentran contenidas dentro de los sitios web o websites, que son conocidos con el nombre de dominios, que almacenan o alojan el contenido que se desarrollan para ser visualizados o usados por el usuario.

El lenguaje bajo el cual funcionan se llama HTML, es un formato de programación que permite tener acceso a diferentes páginas web a través de enlaces de hipertexto, los cuales también son conocidos como links. El formato HTML está compuesto por códigos, pero no es visible para el usuario ya que los navegadores lo traducen en imágenes, textos y sonidos.



¿Para qué sirve una página web?

Básicamente una página web sirve para informar sobre cualquier cosa que el usuario necesite hallar. Algunas páginas web son simplemente informativas y otras permiten a los usuarios interaccionar con ellas como por ejemplo las redes sociales, los foros o las tiendas online. También existen páginas web para instituciones gubernamentales.

Las páginas web pueden tener infinidad de diseños y estructura diferentes. Cada vez más páginas web se adaptan a los distintos formatos de dispositivos con un diseño Responsive dado que los usuarios están más acostumbrados a visitar los sitios web desde su dispositivo móvil o su Tablet que desde el ordenador.

Tipos de página web

Existen dos tipos de página web, conforme al modo en que se genera su contenido.

  • Páginas Web estáticas: Operan mediante la descarga de un fichero programado en código HTML, en el que están todas las instrucciones para que el navegador reconstruya la página web, accediendo a las ubicaciones de sus elementos y siguiendo un orden preconcebido, rígido, que no permite la interacción con el usuario. Este tipo de páginas son meramente informativas, documentales y no interactivas.
  • Páginas Web dinámicas: A diferencia de las anteriores, las páginas Web dinámicas se generan en el momento mismo del acceso del usuario, empleando para ello algún lenguaje interpretado (como el PHP), lo cual le permite recibir solicitudes del usuario, procesarlas en bases de datos y ofrecer una respuesta acorde a sus requerimientos.

¿Qué son las extensiones de un dominio? (.com .net .eu .cat .es .de .vip .app .top .org)

Antes de crear una página web, necesitamos encontrar un buen nombre para nuestro dominio y una extensión que se adapte perfectamente a nuestras necesidades.

Si no estás familiarizado con los dominios y las extensiones, sigue leyendo para conocerlo en detalle y poder tomar decisiones acertadas.

Empecemos definiendo algunos conceptos…

Para crear una web es necesario tener la propiedad de un dominio, es decir, el nombre que tu página web va a tener, por ejemplo www.dominio.com. Este nombre puede ser el de tu empresa u otro que lo defina según las necesidades de cada empresa.

Los dominios van acompañados por una extensión, que son las letras que van posicionadas al final de la URL como: .com .es .org, etc. Una extensión es muy importante para su posicionamiento en google según las necesidades de cada empresa para ser visibles a sus clientes potenciales.



TIPOS DE EXTENSIONES DE DOMINIO

Existen dos tipos de extensiones de dominio. Las de nivel superior genéricos, o gTDL, y las de código de país de segundo nivel, o ccTDL.

Las extensiones de nivel superior genéricos no están asociadas a una zona geográfica en particular, sino que se usan de manera general, y son la mejor elección para las empresas que se quieran posicionar en un mercado global.

Algunas extensiones genéricas que puedes usar son:

                – .com: Es la más usada en el mundo, y por ello muchas veces es difícil encontrar un dominio disponible con esta extensión porque ya están registrados, lo que obliga a buscar alternativas.

                – .info: Se utiliza para páginas web que contengan información de marca, servicio o producto.

                – .net: Es la abreviatura de Network y es un comodín usado para la extensión .com

                – .org: Muy utilizada para organizaciones sin ánimo de lucro y gubernamentales. Poco aconsejable para empresas que desarrollan una actividad comercial.

                – .top: Las empresas quieren dar una imagen ganadora y estar en las primeras posiciones. Y muchas empresas utilizan esta extensión para conseguir esta imagen corporativa, cada vez es más común esta extensión y consigue posicionar de la misma forma que las demás extensiones.

                – .online: Este tipo de extensión se usa para crear una tienda online o para crear una página web cuya actividad sea exclusivamente online.

                – .shop: Como la anterior, esta extensión se utiliza en ecommerce o tiendas online que también pueden tener una tienda física y quieren diferenciar la página web informativa o principal de la tienda online.

                – .vip: Con esta extensión puedes conseguir una imagen de marca exclusiva, como firmas de lujo, contenidos y artículos exclusivos para diferenciarte del público general.

Las extensiones más utilizadas a nivel mundial son .com .net .info .org

Las extensiones de dominio de códigos de país de segundo nivel o ccTDL son extensiones que se utilizan para localizar una zona geográfica concreta. Si tienes un negocio local y tus clientes potenciales están a tu alrededor estas extensiones son positivas porque pueden dar una imagen de proximidad para tus clientes. Pero si en algún momento decides internacionalizar tu empresa, te resultará más complicado posicionarla en un mercado global con una extensión de segundo nivel.

Este tipo de extensiones suelen estar representadas por dos letras representativas del país de origen del sitio o de ubicación geográfica. Por ejemplo:

                – .es: España.

                – .de: Alemania.

                – .eu: Europa.

                – .fr: Francia.

                – .mx: México.

                – .us: Estados Unidos.

                – .cat: Catalunya.

Todas las extensiones pueden ayudar a las empresas a ganar más visibilidad en internet, pero es importante tener una buena estrategia inicial.